Medicina Tradicional China

Forma de curar o prevenir las enfermedades o dolores, siguiendo o teniendo en cuenta las ideas, los usos y las costumbres del antiguo pueblo chino.

Probablemente, los orígenes de la Tradición Sanadora Oriental no sean específicamente médicos, sino más bien, eran estilos y formas de vivir, para evitar estar enfermos. La principal intención de esa forma de vivir era evitar la enfermedad. Es decir, es un proceder o una acción “preventiva”.

Preventiva a través del alimento; preventiva a través de los sistemas o formas de respiración; preventiva a través de las relaciones afectivas o amorosas de la comunidad; preventiva en cuanto a los ritmos de sueño y vigilia; preventiva, también, en cuanto a los viajes y los desplazamientos; y preventiva en cuanto a la actitud ante los cambios de estación, cada vez que venía la primavera, el otoño, o el invierno había que tomar una serie de medidas para evitar la enfermedad.

La Medicina Tradicional China (MTC), como todo sistema sanitario tiene como objetivo preservar y recobrar la salud del individuo. Pero como medicina energética, busca el equilibrio energético como fin para conseguir el restablecimiento de la salud.

Para recobrar ese estado de equilibrio energético analiza cómo y cuándo se produce esta desarmonía, analizando todos los condicionantes que han provocado dicho desajuste y buscar las actuaciones idóneas para su restablecimiento, teniendo en cuenta, no solamente las alteraciones producidas en el mismo individuo, sino también las que influyen en el ambiente, en su entorno. De hecho, la definición de Salud propuesta por la OMS, es la que más se ajusta a la MTC:

“Estado de completo bienestar físico, psíquico, mental y social del individuo con su entorno y no solo la ausencia de enfermedades.”

En la consecución de todos estos objetivos dispone de diferentes técnicas terapéuticas a su alcance, que se pueden diferenciar en cinco grandes bloques: Acupuntura, Fitoterapia, Masaje energético, Moxibustión y Qi Gong.

 

Diferencias entre la Medicina Tradicional China y la Medicina Occidental

"La vida del hombre comienza en la naturaleza y su existencia también depende de ella"


La idea de salud en la Medicina Tradicional China (MTC) es un poco diferente a la idea de salud que tenemos en Occidente. La idea de salud en Occidente es un idea orgánica, física, estructural. La idea de la salud en Oriente es una idea filosófica, sentida, de sentimientos, de emociones, de psiquismos. Son ideas diferentes que se complementan, desde luego, pero tienen diferencias en cuanto a la manera de estar en el mundo. Dicho de otra manera: Occidente mira al hombre visible, Oriente mira el hombre invisible.

Es importante entender esa visión, porque todos los conocimientos que tiene la MTC, se obtienen de los seres vivos (vivisección); en cambio, los conocimientos que tenemos del hombre en Occidente son a partir del estudio de los seres muertos, o de los animales (disección).

Los conocimientos médicos modernos siempre parten de las autopsias, que son las que nos dan la idea de referencia; parten de un ser que está en otro estado, igualmente que parten de la experimentación animal y esos resultados se extrapolan en el hombre vivo.

En cambio, la MTC, todas las observaciones las saca del comportamiento del ser mientras está vivo (como piensa, como, siente, como interactúa con el medio, consigo mismo, con los demás); el ser muerto ya es otra cosa. Ya no posee QI (energía).

En la MTC nada es simétrico ni lógico. Es ver por un lado un aspecto físico, concreto; y por el otro un aspecto que no es físico, que no es concreto, pero que actúa en el físico. Es otra percepción del cuerpo.

Es un concepto ENERGÉTICO del cuerpo.